No hay imposibles. 

Ningún soñador es pequeño y ningún sueño es demasiado grande.

Anuncios

Besos entre letras. 

Frustrados anhelos inmersos en la oscura bruma de la insensatez y la indiferencia. Poder encontrar un efímero momento de lucidez y cordura se convierte en una necesidad imperante e inaplazable. 

Mientras, seguiré besandote entre letras, entre puntos suspensivos y comas, acariciandote el alma sin que lo sepas en medio de este caos que provocas.

Nunca dejes de soñar. 

Nunca dejemos de soñar, de creer que es posible, de intentarlo una vez mas y apuntar muy alto. Por supuesto que no faltaran aquellas voces de los incapaces,  esas que nos dirán que no podemos, que es imposible, que nadie lo ha logrado, que no estamos capacitados. Asegurate de estar escuchando esas voces cada vez mas y mas  lejos de ti, de ir dejandolas atras hasta que solo sean un eco casi inaudible. 

Será necesario en este camino llevar lo inpresindible, rodearnos de gente que nos aporte, que sumen y no que resten en nuestro avance hacia el exito. Las relaciones tóxicas, aquellas que nos anclan a la mediocridad y nos quitan el impulso deben quedar rezagadas si queremos avanzar. 

Cada uno de nosotros fue  diseñado para las alturas, capaces de remontarnos ante las adversidades más extremas y  vencer a los gigantes mas feroces que enfrentemos. Fuimos hechos para la victoria, la conquista y la superación. Contamos con el potencial suficiente dentro de nosotros para buscar, encontrar y vencer nuestros mas grandes miedos y temores.  Recuerda que el éxito no es una meta sino un camino, una actitud.  

Y si caes? Y si llega el desánimo? Y si llega el desaliento? Esto seguro tambien pasará y nos motivara a seguir adelante. No olvidemos nunca que “Aprendemos del fracaso y lo errores”


Quiero dejar una frase que me ha gustado mucho:

Si no te planteas metas lo suficientemente motivadoras, no tendrás fuerzas para conseguirlas. No apuntes bajo por miedo a no cumplir con tus expectativas, apunta tan alto como para poder luchar por tus metas con todas tus fuerzas. Will Smith