Incalculable valor.

Son de incalculable valor aquellos pocos que deciden atravesar contigo la tormenta.

Por: Escritor ®

Anuncios

Vivir sin depender.

Fuimos de esos poemas que no empiezan con palabras, sino con miradas. Buscabamos hacer la diferencia, escribir una historia real, con un contexto mejor, diferente, uno que sin llevarnos fuera de la realidad, marcara con fuertes trazos la maldita manía que teníamos de querernos. Pero como todo lo bueno, un día acabó, al igual que acaban los buenos libros.

Quién lo diría, aún te leo y todo mi universo tiembla. Quizás fue esa particular forma que tuviste de dejarme desordenado el corazón, la que me enseñó a amar sin poseer, a vivir sin depender.

Por: Escritor.